Llega el final para DESTIN NOIR


Cuando una historia acaba, no deja de sentirse cierta tristeza. A la vez, una extraña forma de orgullo, como el que un padre siente cuando su pequeño niño se independiza. 

A pesar de que no pude hacer todo lo que quería hacer con DESTIN NOIR, me siento feliz de haber participado como guionista en este proyecto de Lobo Zamora, y espero que los el final que he escrito sea de su agrado. En este, intentaré explicar de forma interesante los secretos de los protagonistas, y cerrar de forma inteligente esta etapa del cómic.

¿Quién sabe? Tal vez otro guionista venga y siga con la historia.